Frente por las Identidades y Lenguas Amenazadas
   
PORTADA

¿QUÉ ES EL FILLA?

¿PORQUÉ EL FILLA?

OBJETIVO

CONTACTA CON EL FILLA



Aragonés (oriental)
Valenciano
Balear
Inglés

¿Porqué el FILLA?
             El fenómeno de la sustitución lingüística, siempre ha preocupado a la socio-lingüística. Desde una perspectiva históricamente, las lenguas minoritarias siempre han sufrido la amenaza por parte de las mayoritarias, no tan sólo de superponerse (diglosia) sino de desaparecer a favor de las segundas (sustitución).

             La casuística sobre la sustitución lingüística muestra como mayoritariamente se ha dado por razones de evolución natural, es decir por decisión de los propios colectivos de hablantes. Pero al mismo tiempo observamos como se dan casos de etnocidio lingüístico en función de intereses políticos o mercantiles. Así, bien de forma inducida o por simple evolución natural, este fenómeno se ha agudizado en la actualidad por la concurrencia del proceso de globalización.

             Frente a un entorno de mayor estabilidad, Occidente asume objetivos que acrecientan la sensibilización general sobre diferentes aspectos de los denominados Derechos Humanos.

             Sin duda, uno de estos aspectos es el que hace mención a los derechos de Identidad propia de cada colectivo humano, y dentro de éstos está el derecho al mantenimiento normalizado del uso social y público de la lengua que le es propia a ese colectivo. En este sentido, la Unión Europea se ha adelantado, generando unas políticas de protección y promoción de las Lenguas Minoritarias existentes en su Territorio, abriendo un nuevo discurso sobre la convivencia multilingüística y, consecuentemente multicultural. Cuestión esta que se verá más necesaria cuanto más avance el grado de integración europea, y al mismo tiempo ofreciendo una experiencia que posibilite la convivencia entre pueblos, y en definitiva ahondar en el valor de la estabilidad mundial desde lo Cultural.

             Pero este discurso está siendo limitado, ya no tan sólo por la simple ineficacia de las políticas de protección y promoción oficiales, por plantearse desde unos presupuestos burocráticos, sino además, por la intervención de "lobbies", inductores incluso de procesos sustitutorios, que en cualquier caso impiden que se muestre la riqueza de toda la realidad lingüística, y consecuentemente pueda procederse a salvaguardarse.

             Así observamos como desde los distintos niveles de las Administraciones Públicas europeas, se establecen grados de oficialidad lingüística. En un primer estadio están las lenguas oficiales de la Unión -con las máximas medidas de promoción-. En un segundo estadio las lenguas oficiales de los estados de la Unión que no se encuentran entre las primeras. En un tercer estadio las lenguas minoritarias oficiales, reconocidas en la Carta Europea de las Lenguas Minoritarias, y en un quinto lugar las lenguas minoritarias no reconocidas oficialmente.

             También podemos observar, la existencia de organizaciones culturales que al servicio de intereses políticos o económicos, copan instancias universitarias, académicas o institucionales privadas y públicas para que la "ciencia oficial" haga suyos los presupuestos que interesan a los fines a los que responden estas organizaciones.

             Está claro que frente a este panorama quedan mucho por hacer, si queremos que el tema lingüístico no siga siendo causa de que unos colectivos se sientan oprimidos por otros, y llegue, en el tiempo, a constituir un problema muy serio para la convivencia de los europeos, y si, por el contrario, un motivo de convivencia y por tanto de estabilidad.

             No se entiende que las sociedades europeas pretendan profundizar en la convivencia a través de la aceptación de la realidad multicultural o multilingüe que se da en el Mundo, y en su propio seno no sólo no acepten, sino que opriman e incluso pretendan que desaparezcan lenguas propias de Europa.
 

Frente por las Identidades y Lenguas Amenazadas
info@filla.info